El primer auto vegetal de la historia ya es una realidad: está impreso en 3D con fibras naturales sin aluminio

Autos & Motos Varieties News

La alta competitividad en el mercado por ser lo más sostenibles posibles, ha hecho que empresas como Liux encaren este arriesgado proyecto que podría ver la luz del día en solo unos meses

Por Klon Perez

La marca Liux quiere ser pionera en el mercado de los autos enarbolando la tan ansiada sostenibilidad, eficacia y eficiencia como sus principales banderas en un mercado cada día más competitivo en esos ámbitos. Este es un proyecto eléctrico de un grupo de jóvenes emprendedores españoles que espera ver la luz muy pronto: en el 2023.

La idea es crear el primer auto vegetal de la historia. Para ello se han reunido una veintena de jóvenes entre los que destacan ingenieros, diseñadores, arquitectos, mecánicos y expertos en última tecnología para fundar Liux.

Para tener una idea de la capacidad de invención de los integrantes de Liux, es importante saber que ya uno de ellos fue capaz de crear el súperdeportivo híbrido Bóreas. Un auto capaz de tener 1,000 caballos de fuerza y que compite con los más rápidos del mundo.

Foto referencial de un auto oculto. (Foto: Shutterstock/Cortesía)

Liux está convencida de que la fabricación de autos puede ser aún más sostenible de lo que es en la actualidad. Para ello piensan recurrir a materiales que ofrece la naturaleza, y por otro, a los avances de última generación.

La idea de hacer un coche vegetal parte desde la invención de prescindir del aluminio en la fabricación de la carrocería. Se recurrirá a materiales basados en biopolímeros y biocomposites procedentes de fibras y resinas naturales.

También usará la impresión 3D para el desarrollo de buena parte de los elementos del auto. Los creadores afirman que esta tecnología facilita la producción de moldes de piezas de la carrocería y el chasis que reducen el tiempo de su fabricación. Esto además de concluir con un consumo energético mucho menor y reducir las emisiones de CO2 en un 70 %.

Más innovación

Además de lo ya contado, Liux quiere emplear un sistema modular de baterías que permite la extracción sencilla de toda la batería o de parte de la misma. Esto permitiría intercambiarla entre varios modelos.

Además los planes de la compañía apuntan a poner este 2022 un auto eléctrico compacto a la venta que, según afirman, será capaz de competir en el mercado con el Volkswagen ID.3. Luego saldría a la venta un Liux urbano de dos plazas que se podría denominar como un “Turismo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.