Así explicaba el ejército de Estados Unidos los eventos OVNI en los años 60

Mundo Ovnis Varieties News

El avistamiento podía estar causado por un avión, una bandada de pájaros o incluso una estrella.

Por Kyle Mizokami

Los años 60 fueron una época tumultuosa en la historia de Estados Unidos, y una de las controversias más sonadas de la época fue el fenómeno de los objetos voladores no identificados, u ovnis. En respuesta a los más de 10.000 avistamientos de OVNIs denunciados, las Fuerzas Aéreas de EE.UU. decidieron publicar un folleto, Aids to Identification of Flying Objects (Ayudas para la identificación de objetos voladores), cuyo objetivo era a los testigos de avistamientos de OVNIs de la idea de platillos volantes y extraterrestres y orientarlas hacia explicaciones más fundamentadas. Esto marca un marcado contraste con la forma en que el Pentágono maneja el tema ovni, o lo que ahora llama fenómenos aéreos no identificados (FANI).

El Departamento de Defensa encargó a las Fuerzas Aéreas la investigación de los avistamientos de OVNIs en 1947, y en 1966 había acumulado 11.207 informes de avistamientos. Las investigaciones, llevadas a cabo por el Centro de Inteligencia Técnica Aérea, habían identificado una explicación para todos los avistamientos menos 675. En 1968, la Fuerza Aérea publicó el panfleto, extraído de la biblioteca de la Universidad de San Diego y subido por un bloguero anónimo que se hace llamar Isaac Koi.

La Fuerza Aérea sale a la palestra en el documento, repasando una larga lista de fenómenos perfectamente naturales reportados por personas que admite son la mayoría de las veces «confiables, estables y educadas».

En cuanto a los extraterrestres, la Fuerza Aérea deja los comentarios para el final. En una especie de FAQ, los autores declaran: «La Fuerza Aérea no ha presentado ni descubierto ninguna prueba de que los avistamientos identificados representen desarrollos tecnológicos o principios más allá del alcance de nuestros conocimientos científicos actuales. No ha habido ninguna prueba tangible que indique que los avistamientos no identificados sean vehículos extraterrestres bajo control inteligente».


Extracto del folleto que explica cómo un OVNI descrito como una bola de luz brillante podría ser en realidad un fenómeno perfectamente natural.
U.S. Air Force

¿Constituyen los ovnis una amenaza? «No se ha determinado que ningún OVNI», afirma rotundamente el memorándum, «represente una amenaza para nuestra seguridad nacional».

No es así como lo ve el Departamento de Defensa de hoy en día. En noviembre de 2021, más de 50 años después, el Departamento de Defensa estableció el Grupo de Identificación y Gestión de Objetos Aerotransportados (AOIMSG). El memorándum que estableció el grupo cita «la presencia de fenómenos aéreos no identificados en el espacio aéreo de uso especial representa un riesgo potencial de seguridad de vuelo para las tripulaciones aéreas y plantea posibles problemas de seguridad nacional».

El espacio aéreo de uso especial suele ser un espacio aéreo controlado por los militares, donde se realizan ejercicios de entrenamiento, disparos con fuego real y otras actividades potencialmente peligrosas. Es probable que el Departamento de Defensa se refiera a los avistamientos de aviones no tripulados en las costas este y oeste que, según los informes, fueron realizados por pilotos de cazas entre 2004 y 2018. También se han avistado misteriosos drones en el espacio aéreo sobre instalaciones nucleares, incluyendo un incidente en septiembre de 2020 en la central nuclear de Palo Verde, en Arizona. El espacio aéreo sobre las centrales nucleares suele estar restringido.


La central nuclear de Palo Verde, vista aquí en 2005, fue visitada por misteriosos drones en 2020.
Jeff ToppingGetty Images

Por un lado, el Pentágono se está tomando los OVNIs/UAPs más en serio que en el pasado. Por otro lado, ha ampliado la definición para incluir avistamientos evidentes de drones que algunos han concluido que son obra de una potencia extranjera. Los avistamientos, que carecen de una explicación clara y tienen lugar en un espacio aéreo restringido, deben ser investigados. Sin embargo, los militares no ofrecen mucha información, si es que dan alguna, a la hora de admitir que los extraterrestres están detrás de cualquiera de los avistamientos. Al igual que en 1968, su explicación oficial es que la gente está viendo algo… pero en lugar de extraterrestres, podría ser un avión no tripulado operado por un espía ruso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.