La vitamina D puede ayudar a reducir la inflamación crónica

La vitamina D puede ayudar a reducir la inflamación crónica

Lifestyle Rica Food Varieties News

Investigadores encuentran que obtener suficiente vitamina D puede ayudar a reducir la inflamación crónica. Son muy pocos alimentos que contienen esta vitamina de forma natural, enlistamos cuáles son

Por Alba Hernández

Los niveles de vitamina D en el cuerpo pueden influir en los niveles de inflamación. Investigadores sugieren que corregir la deficiencia de vitamina D puede reducir la inflamación y el riesgo de enfermedades asociadas.

Hay dos tipos de inflamación: aguda y crónica. La inflamación aguda se produce en respuesta a una lesión; el sistema inmunológico libera glóbulos blancos para rodear y proteger el área, es una forma en la que el cuerpo combate las infecciones y promueve la curación.

“La inflamación crónica de bajo grado puede convertirse en un asesino silencioso que contribuye a las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la diabetes tipo 2 y otras afecciones”, publica Harvard Health.

Un estudio publicado en el International Journal of Epidemiology apunta que la vitamina D puede jugar un papel en la modulación de la respuesta inflamatoria del cuerpo. Investigadores descubrieron que la deficiencia de vitamina D conduce a niveles más altos de biomarcadores inflamatorios.

Los investigadores concluyeron que la corrección del nivel bajo de vitamina D puede reducir la inflamación crónica.

Para el estudio, se examinaron datos de 294,970 personas del Biobanco del Reino Unido. Se incluyeron los daros que miden la vitamina D y las concentraciones de proteína C reactiva PCR junto con datos genéticos.

La vitamina D es un nutriente necesario para la salud que cumple distintas funciones para el cuerpo.

Los Institutos Nacionales de Salud señalan que la vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio; los músculos la necesitan para el movimiento y los nervios para transmitir mensajes entre el cerebro y otras partes del cuerpo; y también es indispensable para que el sistema inmunitario pueda combatir las bacterias y los virus que lo atacan.

El cuerpo produce vitamina D cuando la piel descubierta se expone al sol. Son muy pocos los alimentos que contienen esta vitamina en forma natural. Sin embargo, algunos productos alimenticios pueden estar fortificados con vitamina D.

Alimentos ricos en vitamina D

La carne de los pescados grasos (como la trucha y el salmón, el atún) y los aceites de hígado de pescado se encuentran entre las mejores fuentes de vitamina D.

Aceite de hígado bacalao. Una cucharada de aporta el 170% del valor diario recomendado.
Trucha (arcoíris). Tres onzas aportan el 81% del VD.
Salmón cocido. Tres onzas aportan el 71% del VD.
Champiñones blancos crudos expuestos a la luz ultravioleta. Media taza aporta el 46% del VD.

Algunas marcas de leche de vaca y leches de soya, almendras y avena, pueden estar fortificadas con vitamina D. Una taza aporta entre el 13% y el 18% del valor diario recomendado.

Las sardinas enlatadas en aceite y los huevos también aportan vitamina D pero en cantidades bajas. En un par de sardinas hay el 6% del VD, la misma cantidad que en un huevo grande.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.